Recomendaciones para dormir mejor

Dormir es el acto máximo de relajación y descanso, por ende, debemos valorarlo y darle la importancia que requiere. El buen dormir no sólo te brinda la sensación de bienestar al despertarte y estar de buen ánimo, los científicos han demostrado que una buena noche de sueño ayuda y fortalece tu cuerpo y mente. Los expertos aconsejan como mínimo dormir por la noche unas siete u ocho horas para descansar el cuerpo y la mente lo suficiente, así que ten eso en cuenta como consejo medular, pues a partir de él desarrollaremos en este post otras recomendaciones para que aproveches al máximo tus horas de relajación.

  • Si aún no tienes sueño entonces no trates de forzarte a dormir. Espera que el sueño venga por sí solo. Puedes estimularlo realizando una actividad relajada como puede ser leer una revista o escuchar música. Eso sí, debe ser obligatoriamente una activada tranquila ya que de lo contrario espantarás al sueño.
  • Para dormir bien debes estar lo suficientemente cansado para hacerlo, ya sea física o mentalmente. Así que, si tienes problemas para conciliar el sueño, puedes dar una caminata horas antes de dormir, de manera relajada, en orden de que sientas el cansancio necesario para dormir bien. Este consejo lo puso en práctica mi amigo Julio, personal de Cerrajeros, y le fue de maravilla.
  • Despertarse siempre a la misma hora crea una rutina propicia para dormir de manera óptima sin inconvenientes. Por consiguiente, ser puntual con las horas de sueño también te puede ayudar a dormir mejor.
  • Las siestas por la tarde no ayudan a dormir bien durante la noche, por ende, trata de evitarlas, sino procura que duren menos de una hora y sea antes de las tres de la tarde. De esa forma lograrás dormir las horas suficientes durante la noche para sentirte con energía todo el día.
  • En la cama no se debe hacer otra cosa que no sea dormir, pues de lo contrario el dormitorio perderá la ausencia y el aura del sueño. Así que no trates de comer, leer, escribir, ver televisión, hablar por teléfono u otras actividades similares por más tentador que sea.
  • Fumar o consumir cafeína son actividades contradictorias al buen dormir, por ende, erradícalas de tu vida. También tomar refrescos, por sus altas cantidades de azucares, no es recomendable para horas antes de dormir. Lo mismo aplica para las bebidas alcohólicas.
  • Dormir con mucha hambre o dormir luego de haber comido mucho afecta nocivamente a la conciliación del sueño. Así que cena de manera prudente y comedida. Recuerda que la gula también es pecado.
  • No hay nada peor que dormir con el televisor encendido, pues, aunque pienses que estás durmiendo bien, una parte de ti se mantendrá despierta y alerta a lo que esté pasando en el televisor.

Eso es todo por ahora, pero recuerda estar siempre atento a esta página web para más información de diversos temas. Esperemos que los consejos mencionados te ayuden a conciliar el sueño y mejorar tu calidad de vida.