Las patologías del amor más comunes en las personas

Nadie puede dudar que el amor nos vuelve locos y hace que desvariemos sin causas aparentes. Sin embargo, existe un límite para esas locuras del amor que nos permite diferenciar cuando es un amor sano o cuando un amor es insano. Po consiguiente, en este post te mostraremos algunas de las patologías o enfermedades del amor que hoy en día son muy comunes y que debes notar al instante para que tú, tu pareja o alguna otra persona que conozcas que padezca una de las enfermedades que, a continuación, expondremos, visite lo más rápido posible al psiquiatra para que lo ayude a solucionar su problema.

  • Amor maníaco: es una de las patologías del amor con la que es más difícil convivir pues el que la padece está obsesionado con pasarla mal y hacer sufrir a su pareja al mal interpretar todo lo que dice, juzgar todo lo que hace o incluso criticar los gestos corporales que su pareja realiza. Normalmente, el amador maníaco muestra exceso de sentimientos amorosos, así como una falta de raciocinio para las actividades sociales diarias, pues verdaderamente está perdidamente enamorado.
  • Amor platónico: aunque filosóficamente lo apropiado sería llamar a esta patología “amor imposible” creo que todo el mundo comprende el concepto popular de amor platónico; ese que padecen las personas ofuscadas en amar a personas que ya saben que imposible corresponder por diversos motivos, anulando la posibilidad de amor con todas las demás personas que sí están a su alcance. Según la experiencia de Carla, trabajadora de Cerrajeros, las personas con esta patología están destinadas a vivir solas para toda su vida.
  • Síndrome de Cyrano: esta peculiar patología hace que el paciente se sienta realizado con relaciones amorosas de otros y no buscar su propia relación con la cual sentirse a gusto ya que se niegan a admitir sus sentimientos de afecto hacia otras personas.
  • Miedo al sexo: con esta patología queda en duda el viejo adagio que reza que a todo el mundo le gusta el sexo, pues realmente existen personas que se sienten muy inseguras para practicar el sexo y, por ende, le tienen fobia. Algunos lo padecen de manera ocasional y otros de manera perpetua. Lo cierto es que las personas con esta enfermedad suelen preferir las satisfacciones espirituales sobre las carnales.
  • Narcicismo morboso: también conocido como narcicismo extremo, esta enfermedad se manifiesta en las personas que carecen de total empatía y de total capacidad para mostrar afecto al prójimo. Más que un caso de misantropía, es un caso de amor excesivo a sí mismo que ciega a la persona que lo padece de ver todas las cosas buenas que las personas tienen para ofrecerle.
  • Amor ambivalente: aquellas personas que se aman y se odian en la misma medida son a las personas que diagnosticamos con amor ambivalente; una patología que puede tener su origen en la infancia de los niños, específicamente en la relación con sus progenitores. Es de las más comunes en la actualidad y se cree que el origen está en la crianza del vástago.